Consulta Gratis
Agenda tu entrevista sin costo con uno de nuestros abogados

Preguntas frecuentes

Qué debo hacer si me llaman de una empresa de cobranza?


La ley de protección al consumidor es muy clara al regular esta materia, consagrando una serie de derechos a los consumidores e imponiendo obligaciones a las empresas para la realización de sus gestiones de cobranza extra judiciales. En efecto, las empresas de cobranza no pueden realizar acciones de hostigamiento que puedan afectar la privacidad y tranquilidad de los consumidores. En consecuencia con lo anterior, estas empresas sólo pueden realizar llamadas de lunes a sábado entre las 08:00 a 20:00 horas y no están autorizadas para dejar recados con familiares o compañeros de trabajo. Si esta situación ocurre, usted puede interponer acciones legales en contra de ellas. Frente a la vulneración de los derechos consagrados para todo consumidor, la ley define un procedimiento ante los juzgados de policía local, por medio del cual se busca declarar la trasgresión de dichos derechos, determinar las responsabilidades y fijar las indemnizaciones correspondientes. El orden jurídico tambien consagra otras acciones tendientes a ordenar el cese en la vulneración de los derechos de todas las personas, como por ejemplo, el Recurso de Protección. Si has sufrido alguna vulneración en tu privacidad o tranquilidad, contáctanos y uno de nuestros abogados te asesorá de la manera correcta.




Cómo puedo defenderme frente a un embargo?


Frente al apremio de un embargo existen distintas alternativas a las que puede optar un deudor. En primera instancia, se aconseja alcanzar un acuerdo extra judicial con el acreedor o con quien lo represente. Para la realización de esta gestión no se requiere contar con el patrocinio de un abogado, pero es recomendable que este tipo de acuerdos sean asesorados por un profesional, ya que él protegerá de mejor manera sus derechos e intereses, evitando aumentar desproporcionadamente el monto adeudado. Si lo anterior es imposible, es conveniente que el deudor opte por defenderse en el juicio iniciado en su contra, para lo cual deberá contar obligatoriamente con el patrocinio de un abogado. Esto implica asumir participación en el juicio, utilizando todos los medios e instancias procesales que la ley estipula para evitar el retiro de los bienes y lograr así el alzamiento del embargo que lo afecta.




Qué puedo hacer si por error embargan bienes de mi propiedad?


La ley estipula que frente a un juicio de cobranza, el acreedor sólo puede requerir el embargo de los bienes de propiedad del deudor, por lo que si equivocadamente un receptor judicial embarga bienes muebles de un tercero, se debe presentar una tercería de posesión informando al Tribunal que los bienes embargados pertenecían a una persona distinta del deudor. Este trámite debe realizarse por un abogado, después de que un receptor judicial trabe embargo sobre los bienes de la persona que es ajena al juicio de cobranza. Interponer la tercería previo al embargo sería improcedente puesto que no habría ningún bien en esa condición. Con la sentencia que acoge la tercería de posesión, el Tribunal, previa solicitud del abogado patrocinante, deberá decretar el alzamiento del embargo sobre los bienes que fueron objetos de este acción de apremio, lo que en la práctica se traduce en que sus bienes no se encontrarían afectados por ningún embargo pudiendo disponer de ellos.




Qué plazos tengo para defenderme en un juicio de cobranza?


Los plazos que la ley dispone para defenderse de un juicio de cobranza (juicio ejecutivo) son extremadamente breves. Dicho lapso de tiempo puede cambiar dependiendo del lugar donde ejerza jurisdicción el tribunal ante el cual se interpuso la demanda de cobranza y al considerar el lugar en el que se realizó la gestión llamada “requerimiento de pago”. Sin embargo, el plazo, por regla general, es de cuatro días hábiles, incluyendo los sábados. El plazo empieza a correr desde que se ejecuta el “requerimiento de pago”, gestión que en la gran mayoría de los casos es llevada a cabo por un receptor judicial y que puede formalizarse en el mismo momento de la notificación de la demanda o bien unos días después. En virtud de lo anterior resulta primordial que frente a la notificación judicial de una demanda, la persona acuda inmediatamente ante un abogado para poder defenderse de la ejecución que se pretende en su contra.




¿Qué hacer frente a una notificación judicial?


La notificación de una demanda de cobranza es una de las instancias más importantes en un juicio de esta naturaleza. Por medio de esta notificación se pone en conocimiento al deudor de la interposición de una acción judicial en su contra, con el propósito de que se haga parte en el juicio a través de los medios procesales que la ley dispone. En este aspecto, si una persona es notificada de una demanda debe acudir prontamente donde un abogado, puesto que una vez que se produzca el requerimiento de pago por parte de un receptor judicial, que puede ocurrir en el mismo momento de la notificación o días después, empezará a correr el plazo para defenderse de la demanda oponiéndose a la ejecución con alguna de las excepciones indicadas por la ley. El plazo para defenderse de la demanda interpuesta en contra de un deudor es muy breve, siendo, por regla general, de cuatro días hábiles contados desde la fecha del requerimiento de pago.